Presentación

La canonización del Papa Pablo VI el próximo día 14 de octubre es, para esta Fundación que lleva su nombre, la ocasión idónea para crear y poner en marcha el Centro de Pensamiento Pablo VI.

La creación por parte de la Fundación Pablo VI de un Centro animado y orientado por la figura de Pablo VI, su Pontificado y su Magisterio no se justificaría si la tarea se limitase a la investigación y a la recuperación de la memoria.

La figura, el Pontificado y el Magisterio de Pablo VI deben servir de sustrato desde el que trabajar en la reflexión sobre cuestiones de índole social y política que tienen que ver con la cohesión de la sociedad española, la respuesta a cuestiones relacionadas con la tecnificación, la globalización, el pluralismo y las cuestiones de sentido relacionadas con el significado de la vida humana.

El diálogo Iglesia-Mundo, el papel del laicado y de los católicos en la sociedad, el desarrollo integral de los pueblos y la profundización en los vínculos entre evangelización y la promoción humana son los ejes que guiarán este nuevo proyecto.

Pablo VI manifestó en su pensamiento y acción la voluntad consciente y decidida de reformar la Iglesia y servir al mundo desde la perspectiva del encuentro y el diálogo.

En las cuestiones sociales, las directamente vinculadas a la dimensión social de la Fe cristiana, Pablo VI demostró un dinamismo e ímpetu especial. Así se demuestra, entre otras iniciativas, en la institución de la Jornada Mundial de la Paz, la fundación del Pontificio Consejo Justicia y Paz, la convocatoria de la primera y única Comisión de Estudio sobre el lugar de la mujer en la Iglesia, o la creación de instancias específicas para la atención a la movilidad humana, los emigrantes, exilados y refugiados. 

A nivel interno el Papa mostró una atención especial a las cuestiones relativas a la sinodalidad de la Iglesia, el fortalecimiento del papel de los laicos, la creación de las Conferencias Episcopales, la reforma de los procesos de elección papal y la reforma del colegio cardenalicio. Intensa y fructífera fue su tarea en el diálogo ecuménico, como lo fue también en las relaciones diplomáticas e internacionales.

 

PabloVIONU

 

La producción magisterial de Pablo VI fue sobresaliente. Baste recordar lo que significaron en su momento, y siguen aportando, documentos como Ecclesiam Suam (1964), Populorum Progressio (1967), Humanae Viate (1968), Evangelii NUntiandi (1971) y Octogesima Adveniens (1971)

Capítulo aparte, por su significado y trascendencia histórica, merecen las relaciones del Pontificado de Pablo VI con España.

El Centro de Pensamiento Pablo VI quiere dedicar un capítulo a esta cuestión.

Pablo VI conocía perfectamente bien cuál era la situación política española de la segunda mitad de los sesenta y primera mitad de los setenta, cuál era la situación interna de la Iglesia en España y los enfrentamientos con el régimen franquista, los signos de politización en una sociedad que carecía de espacios políticos normalizados, la necesidad de renovación del Episcopado y las dificultades con las que chocaba la Iglesia conciliar. Su Pontificado contribuyó enormemente a la transformación interna de la vida eclesial española, a pesar de los prejuicios que siguen existiendo con relación a Montini y a España.

El desconocimiento de la figura del Pablo VI en España es una de las razones que justifica, o explica, la necesidad de dedicar una atención preferente a esta cuestión pendiente.

El Centro de Pensamiento Pablo VI es una apuesta institucional de la Fundación Pablo VI.

La promoción del encuentro y el camino del diálogo se proponen como las señas de identidad de este proyecto con el que la Fundación Pablo VI se dispone a reforzar su naturaleza de institución educativa y cultural al servicio de la sociedad española y de la Iglesia católica en España.

© 2018 Fundación Pablo VI / Paseo Juan XXIII, 3. 28040 Madrid / Tel. 915141700

Buscar

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies