El peligro de las pseudociencias, pseudoterapias y las sectas sanitarias

Como escribió no hace mucho el presidente de la Organización Médica Colegial de España, el doctor Serafín Romero, “la salud se ha convertido en un espacio donde campan a sus anchas todo tipo de personas sin escrúpulos, que, aprovechándose de la debilidad, el sufrimiento y la falta de esperanzas de muchos pacientes y familiares, engañan con falsas promesas de curación, sin importarle la gravedad, la causa ni el pronóstico, y mucho menos si se dispone de tratamientos que han demostrado su evidencia. Y lo hacen con afán de lucro, obteniendo pingües beneficios de sus actividades”.

Las prácticas no validadas o invalidadas no pueden proponerse como eficaces, en el sentido estricto científico del término eficacia, y no pueden prometer al enfermo la curación. Además, estos procedimientos pueden generar una pérdida de oportunidad si se utilizan como alternativa a la medicina científica.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y la Comisión Central de Deontología rechazan por inaceptables y contrarias a la deontología médica todas las prácticas invalidadas científicamente y consideran las mismas ajenas a la ciencia y profesión médica. Entre esas prácticas se encuentra la homeopatía, la cual no ha podido demostrar hasta la fecha ninguna evidencia científica de eficacia médica fuera del efecto placebo.

 homeopatia

 

Prácticas engañosas y contrarias a la medicina científica

La Organización Médica Colegial (OMC) no solamente rechaza estas prácticas con posiciones públicas avaladas por el Código Deontológico, de obligado cumplimiento para todos los médicos colegiados, sino que así lo viene manifestando a través de diversas declaraciones de su Asamblea General, habiendo creado además hace poco más de un año el Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias (https://www.cgcom.es/observatorio-omc-contra-las-pseudociencias-intrusismo-y-sectas-sanitarias) para investigar denunciar y luchar de forma activa contra los innumerables casos de prácticas engañosas y contrarias a la medicina científica.

 

Prácticas que engañan y trituran la esperanza

El art. 26.2 del actual Código de Deontología Médica indica que “no son éticas las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces, la simulación de tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas y el uso de productos de composición no conocida”. La fiabilidad del conocimiento científico y la ética profesional son la clave. Todo lo demás solo engaña y tritura la esperanza.

En el reciente Congreso de Deontología Médica (Segovia, 24-26 de mayo 2018) se anunció que en el contenido del futuro Código Deontológico, actualmente en revisión, se negará una vez más la naturaleza médica de esas prácticas y procedimientos entre los que se destaca, entre otras, la homeopatía, reconociéndola sin fundamento, con altos riesgos y costes, así como generadora de confusión para muchos pacientes al ser calificada por algunos como “medicina alternativa”.

Serafín Romero subraya que “para evitar estas prácticas, se precisa la colaboración de los profesionales, de los colegios oficiales de médicos, de las Administraciones públicas, de entidades sanitarias y otros colegios profesionales, de asociaciones de pacientes, de afectados, y, por supuesto, de los medios de comunicación. Todos debemos alzar la voz contra estas prácticas que son un peligro para la salud pública”.

 

JoseRamon2

 

 

 

 

 

 

José Ramón Amor Pan
Coordinador del Observatorio de Bioética
y Ciencia 
de la Fundación Pablo VI

 




Buscar

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies