Banco Santander entrega 5,1 millones a Cáritas para proyectos de inserción socio-laboral

La cantidad será destinada a tres proyectos diferentes, dos en España
y uno en la República Democrática del Congo

EUROPA PRESSMadrid.- Banco Santander, a través del fondo ético Santander Responsabilidad Conservador, ha entregado a Cáritas Española una partida de 5,1 millones de euros para apoyar el acceso a la alimentación básica, formación y empleo, e inserción y protección de los derechos humanos entre los colectivos más desfavorecidos.

La ayuda se ha entregado este lunes en un acto celebrado en la sede de Santander España en el que han estado presentes el presidente de Cáritas Espanola, Rafael del Rio, el secretario general de Cáritas Española, Sebastián Mora, el director general de Banco Santander, Rami Aboukhair, y el consejero delegado de Santander AM España, Lázaro de Lázaro.

 

SantanderCaritas

 

Cáritas destinará la ayuda a tres proyectos, dos de ellos en España y el otro en la República Democrática del Congo. Los dos proyectos en España serán un programa de formación y empleo dirigido a colectivos en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social y un programa de atención a las necesidades básicas y apoyo a la inserción de personas inmigrantes. Mientras, el proyecto del Congo contribuirá a la protección de los derechos humanos en la población de Sur Kivu.

En el acto de esta mañana, el presidente de Cáritas Española, Rafael del Río resaltó, de manera especial y muy positiva, el hecho de que iniciativas como las que representan este fondo se consoliden como ejemplos de buenas prácticas de ahorro e inversión, "orientadas hacia la defensa de los derechos y la dignidad de los más desfavorecidos, y en la construcción de una nueva realidad, donde las personas estén en el centro de la economía".

"Santander Responsabilidad Conservador" es un fondo ético de renta fija mixta euro que se constituyó en junio de 2003 y que se gestiona bajo criterios financieros y principios éticos y socialmente responsables. El fondo cuenta con un mandato "socialmente responsable" que establece una serie de criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo para la valoración de las inversiones, y fija unos límites en la selección de determinadas inversiones, todo ello de acuerdo con la doctrina social de la Iglesia Católica.

Este mandato se recoge en el acuerdo suscrito en su día para el cumplimiento de la finalidad socialmente responsable del fondo y su fin solidario con la Fundación Pablo VI y Cáritas Española, que incluye la constitución y establece las funciones del Comité de Vigilancia del Fondo, estamento compuesto por personas independientes a la entidad gestora del fondo y que se reúne con una periodicidad trimestral para verificar que la gestión del fondo cumple con el mandato "socialmente responsable" otorgado, así como las condiciones de reparto de la donación destinada a ambas instituciones.